¡Extiende la vida útil de las frutas!

Estrategias para un control efectivo de Fusarium y Aspergillus

Las enfermedades fúngicas han sido una de las principales limitantes para el sector agrícola desde los inicios de la agricultura, principalmente en cultivos utilizados para la alimentación de la población. Entre los principales hongos patógenos de cultivos, podemos mencionar a las más de 100 especies que conforman el género Fusarium. Este fitopatógeno es el causante de una gran cantidad de enfermedades en cultivos de todo el mundo, generando importantes pérdidas económicas. En el 2021, cerca de 9 000 hectáreas de banano estuvieron en riesgo por la presencia de Fusarium Raza 4 Tropical en la región de Piura, en Perú. Asimismo, se encontró la presencia de este fitopatógeno en cultivos de algodón, palta, papa, tomate y ajíes, ocasionando pérdidas de hasta el 50 % de producción.

001hongo

Fig.1. Síntoma de marchitamiento en tomates (a) y fresas (b) por Fusarium. Fuente: Herbario virtual Fitopatología

Fusarium se encuentra básicamente en todos los suelos del mundo, causando enfermedades de marchitez, tizones y pudrición en las hojas, tallos  y frutos de cultivos agrícolas. Este hongo ha registrado distintas especies que infectan a una gran diversidad de cultivos como avena, caña, chile, frijol, maíz, papa, tomate, hasta arbustos y  árboles frutales como café, cacao, aguacate y mango. Como otros fitopatógenos, este hongo emplea diversas estrategias de infección, para que la infección se logre con éxito, la interacción entre hongo y planta responde a un proceso donde se deben movilizar diferentes conjuntos de genes para la señalización temprana del hospedero, la adhesión a la superficie de este, la descomposición enzimática de barreras físicas, la defensa contra los compuestos antifúngicos del anfitrión, y la inactivación y la muerte de las células huésped por micotoxinas.

002hongo

Entre otros de principales hongos patógenos de cultivos, se encuentra el género Aspergillus con más de 200 especies que lo conforman.

002hongo3

Este hongo tiene la particularidad de producir componentes tóxicos conocidos como aflatoxinas (AF), los cuales se desarrollan durante las etapas de cultivo, cosecha, almacenamiento y comercialización de los cultivos. Los alimentos considerados como más susceptibles a la contaminación de este hongo son el maíz, maní, pistachos, nueces del Brasil y semillas de algodón. Un estudio proyectó un aumento en el riesgo de la presencia de aflatoxinas entre los años 2031-2040 debido al aumento de temperatura que puedan sufrir las regiones productoras de maíz durante esos años, lo que ha ocasionado un gran problema en el sector nacional.

Fig.3. Mazorca de maíz con pudrición por Aspergillus. Fuente:  CABI (2017)

El hongo Aspergillus emplea diversas estrategias de infección, empleando el aire y los insectos para se para dispersar sus conidios hacia las partes florales y hojas de los cultivos, constituyendo fuentes de inóculo menos importantes . La infección de los frutos se produce principalmente sobre semillas y frutos dañados, fundamentalmente por insectos que transportan los conidios. Estas parecen ser, actualmente, las vías más aceptadas de infección en el campo, previo a la cosecha.

002hongo4

Fig.4. Ciclo de vida de Aspergillus flavus en maní. Fuente: Herbario virtual Fitopatología

Debido a las diferentes enfermedades ocasionadas por fitopatógenos como Fusarium y Aspergillus, existen diferentes medidas de control como los tratamientos con agroquímicos, principalmente los denominados fungicidas sistémicos, los cuales son compuestos sintéticos diseñados específicamente para matar o inhibir el crecimiento de hongos. No obstante, su uso representa un severo riesgo para la salud humana y contribuye al aumento de la contaminación de suelos y  el medio ambiente. Además, han dado lugar a la aparición de microorganismos altamente resistentes que conducen a enfermedades fúngicas con mayor incidencia que antes. Es por ello que en los laboratorios de BNS se ha elaborado Kuma Nat Industrial, una solución ecológica a base de subproductos orgánicos que ayuda a prevenir y eliminar la proliferación de Fusarium y Aspergillus en etapa de precosecha y poscosecha de frutas y hortalizas.

002hongo5

Referencias:

  • Carrión, G. & Desgarennes, D. (2022). La marchitez de los cultivos causada por los hongos Fusarium. Crónica y el Portal Comunicación Veracruzana.
  • El Peruano. (2021). Declaran emergencia fitosanitaria en todo el territorio nacional ante la presencia de la plaga Fusarium oxysporum f. sp. cubense Raza 4 Tropical.
  • Herbario Virtual. (2024). Cátedra de Fitopatología. Facultad Agronómica de la Universidad de Buenos Aires.
  • Hernández, A., Pineda, A., & Noriega, H. (2019). Aislamiento e identificación de Fusarium oxysporum obtenidos de zonas productoras de «ají paprika» Capsicum annumm L. (Solanaceae) en el distrito de Barranca, Perú. Arnaldoa, 26(2), 689-698.
  • Martínez, H., Hernández, S., Reyes, C., & Vázquez, G. (2013). El Género Aspergillus y sus Micotoxinas en Maíz en México: Problemática y Perspectivas. Revista mexicana de fitopatología, 31(2), 126-146.

ClaraBanner

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

logotipo bns en blanco

Blog Bio Natural Solutions

Creamos soluciones a partir del reaprovechamiento de residuos orgánicos.

Subscríbete